Qué somos, cuando nos consumen?
dónde entra la obsolescencia programada y la percibida en el consumo de mujeres?
¿Qué pasa que se necesitan mujeres como cosas cogibles, es decir, vaginas y/o anos penetrables ofrecidas en la calle, al punto tal que se nos secuestra y se nos priva de nuestras elecciones, de nuestra noción de personas, de nuestra libertad mental, de nuestra noción de ser personas, de nuestros derechos, de nuestra misma humanidad?
Será que ANTES de éso se nos enumeró, se nos clasificó, se nos hizo entrar en un sistema corrompido de capital y consumo, donde nuestro único valor como seres humanas es de COSA penetrable a cambio de algo?
¿Qué precio estamos pagando por funcionar en este sistema?
¿Y qué instituciones y medios aportan a que así sea y así siga siendo?
BASTA.
Basta de mutilarnos, intoxicar nuestra piel y nuestra mente, basta de seguir copiando modelos que nos transforman en BASURA DESECHABLE a medida que no funcionamos como se supone que “se debe” funcionar.
Dejemos de consumir para dejar de ser consumidas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s