Dejemos de lado el pensamiento de “tener pareja”. Dejemos de creer que el pensamiento de casarse es necesario. Casèmonos con nosotras mismas. Comprometàmonos con nosotras.
Seàmonos leales. Seàmonos fieles. La ùnica compañía que no nos traiciona, es la nuestra. La ùnica fe necesaria, la fe en nosotras.
No existe religiòn vàlida si es la que nos margina, nos desprecia y nos enseña a desdeñarnos a nosotras mismas.
ggf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s