​a las personas no se las salva. Se las acompaña.

No somos mesías. Los mesías no existen, como no existen los dioses.

No salvamos, en todo caso NOS salvamos con les otres. Pero no damos caminos, encontramos caminos propios y acompañamos en caminos a otras personas.

Sororidad, no caridad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s